Asia

A continuación unos tips y consejos muy generales. Más adelante voy a confeccionar guías más precisas por países y lugares que visite.

Asia es un continente, en líneas generales barato, especialmente sudeste asiático. Hay excepciones como Japón, y algún otro. Todos los países tienen lujos, pero si tu objetivo es recorrer gastando poco es el continente perfecto. Destino más elegido por los mochileros para empezar sus aventuras con poco presupuesto.

TRANSPORTE

Lo he dividido según las distancias:

  1. Larga distancia, hay varias compañías aéreas de bajo coste según el país.
  2. Media distancias:

♦ El tren será una buena opción, según el país, como por ejemplo Thailandia, resulta muy económico. Si tienes que realizar un viaje muy largo (de 12 a 24horas), te aconsejo que compres un billete con cama; son muy básicos pero tienes más espacio. Los billetes de asiento son demasiado incómodos, en ocasiones los asientos son bancos de madera. A la hora de dormir, los locales se tumban en el suelo para dormir.

♦ El autobús creo que es la opción más habitual y económica, en líneas generales. Prepárate para largos viajes desde 4 a 18 horas, pondrás a prueba tú culo y espalda. En todos los países del sudeste asiático tienen autobuses para turistas y locales. Los locales suelen ser algo más incómodos pero mucho más económicos. Además, puedes interactuar más con la población local y aprender sobre su cultura. En algunos países hay precios fijos de los tickets de autobús, en algún otro, como Indonesia se saben todo tipo de artimañas para que pagues entre 4 y 8 veces más del precio real. Cuidado con las estafas! Más abajo tienes un tip que te va a ayudar.

  1. Pequeñas distancias:

♦ A pie, es la manera más lenta, pero que más cosas puedes percibir con tus sentidos.

♦ Bici, es una buena opción si hay distancias considerables entre puntos de interés. Es muy típico en el sudeste asiático alquilar bici en los pueblos para visitar los puntos de interés.

♦ Taxi, tuk tuk, richshaw, bici-taxi, entre otros, El taxi suele resultar algo más caro. Pide siempre que te ponga el meter o taxímetro, pues los turistas somos el objetivo número uno para las estafas y cobrar precios inflados. En los otros medios de transporte que te enumeraba, te aconsejo que negocies bien el precio antes de salir, si no quieres tener sorpresas ni problemas a la hora de pagar.

♦ Transporte público; metro, bus, skytren, micro, barco, etc. El mejor y más económico substituto del taxi. Ideal para grandes ciudades. Suele ser realmente muy barato y una experiencia que hay que vivir.

 

HOSPEDAJE

Dependerá mucho del tipo y tiempo de viaje que vayas a realizar. Para viajes cortos, aconsejo ayudarse de una buena guía de viaje para preparar tus vacaciones, eso te ahorrará tiempo y podrás ver más cosas. Ahora bien, si lo que vas a realizar es un largo viaje, soy bastante reacio a abusar de las guías de viaje. Hacen que todo el mundo vaya a los mismos lugares y de ahí no salgas. Suele haber tantas cosas por descubrir y me resulta muy atractivo y enriquecedor hacerlo. Reconozco que la guía de viaje Lonely Planet, es muy completa y resulta de lo más útil. Hay versiones en pdf, que la hacen muy portable. Yo utilizo en ocasiones antiguas versiones que son totalmente gratis. Te ayudará a encontrar hospedajes y zonas económicos. Luego puedes preguntar y ver el hospedaje que más se ajuste a tu gusto y bolsillo. En hospedajes económicos es mejor ver el lugar en vivo, pues a veces cuelgan fotos desactualizadas en internet.

 Tanto si viajas a en tu propio medio de transporte o transporte público:

♦ Acampada libre, al no ser que vayas en bici y te veas obligado a acampar, te aconsejo que escojas cualquier otra opción de las siguientes. Es muy económico hospedarse en Asia, en general. Excluyendo algunos países.

♦ Hostel o guesthouse. La opción más económica. Por si no conoces el concepto, son una especie de pensiones situado en ciudades o pueblos. En ellos, además de habitaciones individuales o dobles, hay habitaciones compartidas. Significa que tú pagas por dormir en una cama en una habitación con más personas. El baño es compartido para todos. Hay algunos hostels que tienen habitaciones donde separan los huéspedes por sexo: solo de chicos, otra de sólo chicas y mixtos. Además tiene una cocina en la que puedes cocinarte tú mismo y un lugar común para compartir con los demás. Es ideal para conocer a otros viajeros, si es que viajas sólo, es tu lugar idóneo para encontrar un compañero de viaje, ya sea por un día o varios. Hay una página que me ha sido muy útil para buscar hostels, hostelworld.com, en la que podrás encontrar buenos precios. Otra opción puede ser no reservar e ir algo más a la aventura, por si hay cambios de planes en tu ruta. Es como suelo hacerlo yo, así no te ves atado a ningún itinerario y puedes dejarte sorprender por los lugares.

♦ Albergue. Es parecido al hostel pero suelen ser más conocidos por habitaciones compartidas y también por estar más alejados del centro de la ciudad. Rara vez tienen cocina. Es algo más complejo de encontrar en Asia, sólo en ciudades muy grandes.

♦ Hospitalidad de la gente. Principalmente couchsurfing.com , es.warmshowers.org (para ciclistas) y otras páginas web, ofrecen hospedarte en su casa por una o más noches sin tener que pagar nada. Es muy interesante para intercambiar formas de pensar y culturas. Esto pude llevarte muchas horas de búsqueda y contestar muchos e-mails, en un principio. Pero luego puede resultar más sencillo. Mi consejo es que establezcas el contacto con las personas con anticipación, deberás poner tus fechas aproximadas de viaje. Una vez ya tienes el contacto personal puedes negociar y cambiar tus fechas, si es que no tienes un itinerario fijo y a ellos les acomoda. En muchos países de Asía, mientras menos turísticos más, pueden resultar agotador alojarse en casa de gente local. Personalmente, me gusta hacerlo alguna vez para ver más de cerca cómo viven y aprender más de su cultura. El lado negativo es que al estar en su casa sueles pasar a ser propiedad de ellos, te avasallan con preguntas, quieren que seas suyo. Vívelo y luego creas tu propia opinión.
Hay en países que conoces gente en la calle y te llevan a su casa, te quiere enseñar cosas, preguntarte sobre un millón de temas y enseñarte a su gente.

♦ Hotel. Hay un gran abanico de posibilidades, precios y calidades.

ALIMENTACIÓN

Si vas a realizar un largo viaje, come bien o de lo contrario tu salud te pasará cuenta tarde o temprano. Te dejo las opciones para comer por Asía:

♦ Comida preparada en la calle, si quieres ahorrar, esta es tu mejor opción, además olvídate de cocinar. Cada país suele tener alguna comida rápida propia, que suele resultar económica. Podrás encontrar puestos de comida ambulante por todos sitios. Es uno de los atractivos en este continente, la comida, disponen de una gran variedad en su cocina, frutas y vegetales. Mi consejo es que averigües cuánto pagan los habitantes de la zona, en tres o cuatro días dominarás los precios y podrás evitar que te cobren de más. Deja tus prejuicios para otro momento y utiliza el sentido común a la hora de elegir dónde comer. Hay muchos puestos callejeros que inspiran poca confianza en cuanto a sanidad e higiene, pero déjate llevar y vive la aventura, todo suele estar riquísimo. Como consejos de sentido común te diría: evita comer carnes, huevos y pescados sin cocinar o a medio crudos. Lo bueno es que la mayoría de comidas las suelen hacer al momento, delante de ti. Puedes comer entre 0,5 y 2,5 € por comida, dependiendo de si el plato tiene carne o pescado, la cantidad que sirven y el país. Algo que aprendes a valorar viajando es que la carne y el pescado son muy valorados en muchas partes del mundo.

♦ Grandes cadenas de comida rápida, en las ciudades siempre podemos encontrar un McDonald’s, Subway, entre otros. Puedes aprovechar para salirte de la dieta de la comida del país, que puede resultar algo monótona. Cuando estás mucho tiempo comiendo lo mismo, esto puede resultar un banquete de lujo.

♦ Restaurantes, distintos precios y calidades. Aconsejo ir alguna vez a un buen restaurante para degustar comida típica del país con una mayor calidad y variedad. En la calle suelen servir los mismos platos, poco elaborados y básicos.

♦ Supermercados y mercados. En la mayoría de países de Asía se suele comprar en los mercados, más que en los supermercados. Allí encontrarás frutas y verduras riquísimas y muy bien de precio. Puede ser un complemento a la comida de la calle. Además puedes comprar algún pequeño snack o bebidas en el supermercado, para darte un capricho. En muchos países los supermercados suelen tener poca variedad de productos, además de ser caros, respecto a la comida del mercado.

Algunos tips que te van ayudar:

♦ Hospedaje: Si viajas sin reserva, debes llegar al destino antes del mediodía, que es cuando suele haber los check-out (salidas) y preguntar en cuantos más sitios mejor; así tendrás un mayor abanico de lugares para elegir. Los sitios más económicos son los primeros en llenarse. Puede resultar agotador, pero si viajas lento y con pocos recursos, es una manera de ahorrar.

♦ Hospedaje: A la hora de pedir precio agudiza tu ingenio e intenta poner tu mejor sonrisa. Pide descuento o pide un precio especial. Asía, y especialmente sudeste asiático regatear es cultural, sea lo que sea que quieres adquirir. En ocasiones se enfadan si no le negocias el precio. Mi modus operandi es el siguiente: Pregunto el precio de la habitación, y una vez me lo dan, empiezo a pedir descuento por diversas razones con la siguientes preguntas: ¿y la más barata?, ¿ no tienes más económicas?. Acto seguido, la pregunta sería, ¿Qué precio tienen con baño fuera?, ahora es temporada baja (si es el caso), hágame un descuento; sin desayuno ¿Cuánto me puede descontar?, si ves que tiene muchas llaves colgadas o que hay poca gente, dile que te ajuste el precio… así se le puede sumar alguna pregunta más e irás viendo cómo puede conseguir rebajar el precio hasta la mitad o más. Otras veces no hay preguntas que valgan, te dicen este es el precio y no se “bajan del burro”, ahí tienes dos opciones, o aceptar o seguir preguntando en otro.

♦ Hospedaje: al ser los precios más bajos y haber una gran variedad de hostels, guesthouse y hoteles, puedes dar rienda suelta a la espontaneidad y la improvisación. Es un pro de viajar por Asía, el no verte obligado a programar todo tu viaje.

♦ Transporte: Si vas a viajar de noche, piensa en tener a mano algo para abrigarte, aunque sea verano por las noches refresca y a veces ponen el aire acondicionado muy fuerte en los transportes. Intenta viajar de noche si lo que quieres es ahorrar y de días si primas ver el camino.

♦ Que visitar en un lugar: Si no llevas guía de viaje, una buena solución para saber los puntos de interés de la zona, es acudir a una agencia de viajes u oficina que vendan excursiones. Escucha atentamente y si puedes, pide un folleto, ahí tendrás la información de que visitar, sólo falta buscar el medio de transporte más económico.

♦ Alimentación y transporte, en muchos países del sudeste asiático suelen pasar a todas horas vendiendo comida en los transportes, ya sea buses o trenes. De todos modos, lleva algo por si acaso. A veces hacen pocas paradas.

♦ Transporte: Para visitar lugares cercanos, es una buena opción alquilar una scooter, si puede ser, entre dos personas. Consumen poco, te dan libertad y es económico su alquiler. En cualquier hostel podrás encontrar alguien con quien compartir el alquiler de la moto.

♦ Suvenir: una buena y original idea, para dar un detalle a tus amigos y familiares, es mandarte a ti y a ellos una postal desde donde estés. Conseguirás sorprenderlos, gastar poco y además, recordar en un futuro, que sentías en ese momento y lugar.

♦ Transporte: mi consejo es que antes de pagar tu billete de autobús, mires y preguntes a otros pasajeros cuanto han pagado. Cuando tengas un poco de dominio de la moneda, tú mismo podrás ver cuánto pagan. Luego ya puedes comprar tu billete, si sabes el precio exacto, dale el dinero justo, como si ya supieses el precio. De esa manera te vas a evitar muchas estafas.

♦ Idioma y evitar estafas. Aprende rápidamente la moneda local y parece menos turista, como si llevases tiempo en el país. Evitarás sufrir algunas estafas.

♦ Idioma y evitar estafas. Cuando vayas a comprar a un mercado y no haya precios, fíjate en lo que pagan los locales, después ya puedes pedir.

♦ Idioma y evitar estafas. En el lugar que te hospedes, seguramente hablen inglés, es tu oportunidad para aprender algo del idioma local. Hazte un papel con una lista de las frases y palabras que necesitas saber en el idioma local, y al lado escríbelo como te suene a ti, pronunciado por la persona del país o zona. De ese modo parecerá que ya dominas un poco su idioma y evitaras que te estafen o te quieran cobrar precios desorbitados.
Yo suelo apuntarme, por un lado para buscar hospedaje y  para comer; y por otro para socializar un poco. Sobre hospedaje y comer, preguntas tipo: ¿tienes habitaciones libres?, ¿Cuánto cuesta?… ; los números que más utilices, en definitiva todo lo que se te ocurra que utilices el día a día. Para socializar preguntaría: ¿Cuál es tu nombre?, ¿para dónde vas?, etc. No se te olvide preguntar como se dice “caro”, y a pedir descuento, esto te va a ser muy útil.

Sobre mi experiencia en Asia por países:

1.- Turquía

♦ Carpa, a causa del frio dejé de utilizar la tienda de campaña, pero si el clima te acompaña, en muchos lugares puedes acamar, tal y como explicaba en la página de “Viajar low cost en Europa”.

♦ Hostel, con precios entre 5 y 7 €

♦ “Teacher’s house” o en turco, “VAN GEVAS OGRETMENEVI”, es algo desconocido para los viajeros. Están en unas muy buenas condiciones. El precio es fijo, unos 7 €, es una habitación individual con baño. En algunos incluyen el desayuno. Estos hospedajes están pensado para los profesores que vienen de otras ciudades lejanas para dar clase, aquí se hospedan. Alquilan las habitaciones sobrantes a quien venga. Puedes conocer gente muy interesante. Se encuentran en pueblos nada turísticos, ideales para descansar en ruta y sumergirte en la Turquía auténtica.

2.- Irán

♦ Hostel u hotel, dependiendo si la ciudad es turística o no. Los precios oscilan entre 3 y 5 €, las opciones más económicas.

♦ Couchsurfing, al llegar un menor número de turistas funciona muy bien, hay muchos host que te van a ofrecer su hospitalidad. A mí me pareció una bonita experiencia, pero puede acabar cansándote si pretendes estar siempre de una casa a otra. Va a depender del host, pero suelen ser muy absorbentes, sueles tenerlos 24horas pegados a ti. Esta es sólo mi experiencia y hablo de este país.

3.- Pakistán, al ser un país muy poco visitado, no está quemado por el turismo y los habitantes son muy hospitalarios. Puede ser relativamente sencillo conocer a gente que te acoja en sus casas. Hay que estar informado, cuando yo estuve en el 2014, estaba prohibido andar a tus anchas por el país. O tenías una especie de escoltas o alguien se hacía responsable de ti. Si te decía que en Irán eran muy absorbentes, aquí lo son más. Lo que reinó en mi viaje a Pakistán fue la sensación de vivir en una cárcel, pues estuve 90% de tiempo con escolta o gente, por otra parte son las vivencias más enriquecedoras que he tenido viajando y en dónde me he visto en las situaciones más surrealistas de mi vida. Si decides ir por tu cuenta, te adelanto, que no puedes hospedarte en cualquier hotel. Sólo hay unos pocos que tienen el libro registro para turistas, suelen ser los más caros, aunque los precios no son abusivos.

4.- Burma, Myanmar, Birmania. Los hoteles se paga por habitación como en otros muchos países de Asia, pero en comparación con la comida y transporte son muy caros, entre 6 y 9 €. Además hay pocos hospedajes que puedan albergar a turistas, ya que los hoteles necesitan un permiso especial, al menos cuando estuve en el año 2013. Los lugares más económicos se llenan con facilidad. Puedes probar de reservar por teléfono con anterioridad, a mí no me resultó, ya que no me contestaban en la mayoría de sitios, así que desistí. Repito, hay muy pocos lugares para la cantidad de turistas que lo visitan, así que debes madrugar para buscar un lugar económico. Mi consejo es, llega temprano para buscar cual son los más económicos, haz una lista y pregunta si hay check-outs programados. Si de lo contrario llegaste tarde, coge el hotel que puedas y ves a buscar habitación para el día siguiente.

5.- India y sudeste asiático. Paraíso del low cost, es muy económico viajar, gastarás entre 2 y 6 € en dormir. Si encuentras con quien compartir habitación, puede resultarte más económico. En varios países pagas por habitación, duermas una o dos personas. Hay algún que otro hostel con camas compartidas, pero son los menos.

En mi opinión, la gente que viaja a Asia, suele decir que es muy barato dormir y comer, la vida en general. Está claro que si sólo miras el dinero que desembolsas, es cierto. Creo que las comparaciones están para hacerlas en igualdad de condiciones. Es injusto comparar una habitación mugrienta, sucia, sin agua caliente ni calefacción, sin baño, en un país subdesarrollado con un hotel en Europa. A veces resulta muy difícil o imposible encontrar una habitación equivalentes a las de Europa, Estados Unidos, entre otros.

 

SOBRE EL DINERO Y COMO LLEVARLO

En mi caso, normalmente salía de casa con bastante efectivo, especialmente si voy a Asía, suele ser muy seguro. Cuando se acababa sacaba dinero de mi banco habitual, pagando por ello altas comisiones. En España hay algún banco como  EVO BANCO, que tiene tarjetas de crédito y débito para sacar en cualquier parte del mundo GRATIS, sin comisiones. Esta es una muy buena opción.

Paso a darte un par de tips para conseguir dinero en países que no aceptan euros y en los que no se puede sacar dinero de los cajeros.

La más sencilla, es que un familiar o amigo te envíe dinero por una empresa, ya sea WesterUnion, MoneyGram, entre otras. Puedes encontrar sus oficinas en locutorios o cybers, normalmente. Esta opción es algo cara, pero te puede sacar de algún que otro apuro.

Tips y consejos:

Irán. Las tarjetas de débito y crédito extranjeras no función, debes llegar con dólares y en buenas condiciones. Si no es tu caso un tip es que en una ciudad turística que vendan alfombras (es muy típico) o suvenires, si aceptan pagos con VISA, pedir que a cambio de una pequeña comisión, te cobren un importe y te lo devuelvan en efectivo con la moneda local.

♦  Burma, Myanmar, Birmania. Me consta que actualmente ya hay más cajeros, pero en 2013, prácticamente no había. Aceptan tanto dólares (nuevos) como euros en las casas de cambio.

♦ ¿Dónde llevo el dinero?. Yo suelo llevar algo en dólares y algo en euros, intento llevar billetes grandes, para que te den un mejor cambio. Tengo un cinturón de tela con una cremallera interior, que me hace de bolsillo. Ahí llevo los billetes, es un lugar difícil de encontrar y el cinturón pasa desapercibido. Intento reservar ese dinero para emergencias. Si al cambiar me dan demasiados billetes, los guardo en un bote de mascarilla para el pelo o algún tipo de bote que no resulte sospechoso.

♦ Intenta llevar en un monedero un poco de dinero, lo que pienses gastar en ese día y el resto escóndelo como te decía en el punto anterior. No enseñes un fajo de billetes o tendrás más posibilidades de sufrir un robo. Yo me suelo doblar los billetes individualmente en el monedero, de modo que puedo sacar lo que quiera sin que nadie vea lo que tengo.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE