Ángeles del camino

Ángeles del camino
18, enero, 2017 3 Comments 4.-Colaboraciones julesporelmundo@gmail.com

Me llamo Ángel Reyes, tengo 49 años y soy porteño, afincado en Bahia Blanca, Argentina desde hace muchos años. Mi afición por las motos, la verdad, no sé cómo comenzó, yo creo que al vivir en un pueblo pequeño oía las motos que iban de arriba a abajo, y parecía ser una cosa de chicos mayores.

Recuerdo que, ya un poco más grande,  yo me decía que el día que comenzase a trabajar, mi primer sueldo sería para comprar una moto. Y así fue, al cumplir mi mayoría de edad conseguí mi primer trabajo y tras ahorrar algunos meses pude comprar mi primera motocicleta, una Zanella 200. Recuerdo con mucho cariño y nostalgia esa moto, las cosas que vivimos juntos y aquellas pequeñas escapadas hacia los alrededores de mi pueblo natal. Años después, ya afincado en Bahia Blanca y habiendo conseguido un mejor trabajo, pude ir comprándome  otras  motos, ya que siempre me gustaron las multipropósito/trail.

Siempre me encantó viajar, pero como otras tantas personas, ya sea por miedo, por falta de presupuestos, por tiempo o por otros tantos pretextos, uno no puede viajar tanto tiempo o llegar tan lejos como quisiera. El soñar con ir a tantos lugares de los que me habían hablado, y sumado a que se hizo común el uso de internet, empecé a seguir por sus redes sociales a viajeros en moto, corría por entonces el año 2010. Entre otros, empecé a seguir a Ramiro Córdoba, un ecuatoriano que partió de su país con la intención de dar la vuelta a Sudamérica en su Honda Falcon NX 400. Lo que más me llamó la atención de su periplo, además de tremendo viaje, fue su moto, por ese tiempo yo tenía la misma y me sentía más identificado. Empecé a seguir su viaje bien de cerca, hasta que entró en Argentina y decidí invitarlo a casa, con la intención de conocerlo, escuchar sus anécdotas y sensaciones del viaje y, como no para poder ayudarle con lo que estaba en mis manos, darle un lugar para dormir y algo de comer.

Fue de aquí, de esta extraordinaria experiencia, donde nació mi iniciativa de ayudar a otros viajeros, especialmente en moto. Quería que me compartiesen sus experiencias, aprender a cerca de otras culturas, hacer nuevos amigos y ayudarlos en sus aventuras; y sobre todo, hacerles sentir que no están solos, capaz, una charla, un abrazo y escuchar sus proyectos de vida, les ayudaba a seguir hacia delante. Por otro lado, a mí me gusta ser solidario, muchos de los que me conocen me dicen que estoy loco por meter gente extraña en casa, pero siento que sé lo que hago. Hasta el día de hoy, que ya han pasado más de 6 años, desde aquel 2010 en que llegó Ramiro y habiendo recibido más de 20 viajeros de unos 9 países, ya perdí la cuenta, entre otros de Uruguay, Dinamarca, Colombia, Ecuador, España, Inglaterra, Perú, Brasil y Chile; y tras sumar sólo experiencias positivas, los hechos y los números, me dan la razón “no estoy loco ni es nada peligroso”. Mi solidaridad y buena voluntad, sólo me han dado satisfacciones y muchos amigos de tantos países, como bien dijo “El Búfalo”, conocido viajero español, en uno de sus post sobre la gente solidaria que le ayudó en su travesía por América: “somos ángeles del camino”.

Una de las anécdotas que me quedó grabada fue con “El Búfalo”, también: después de un largo día de ruta llegaba a mi trabajo, en medio de un diluvio, empapado, yo tenía turno de noche, así que le dije que le llevaba a casa para que pudiese ducharse y descansar. Entonces, cuál fue mi sorpresa cuando me contestó: “tú me seguiste en todo mi viaje, desde Alaska hasta Bahía Blanca, ¿cómo te voy a dejar ahora a ti? Yo te espero aquí hasta que acabes tu turno, así podemos charlar y conocernos un poco más”. Entonces se quedó toda la noche hasta las 6 de la mañana, aguantando todo su cansancio y con su mejor sentido del humor.

Mi sueño es poder visitar a cada uno de los viajeros que ha estado aquí en su país de origen y poder devolverles así la visita que me hicieron en su día. Por tanto que me aporta esta obra de buena voluntad, ya que lo hago sin pedir ni esperar nada a cambio, mientras, seguiré recibiendo viajeros con mi mejor sonrisa y atención.

P.d.: Gracias Ángel por ser así, by Julesporelmundo

Leave Comment
  1. 1

    Luis

    Un abrazo Angel y otro para Jules , super la foto con la Cebrita

    Responder
    1. 1

      julesporelmundo@gmail.com

      Muchas gracias, es todo un personaje Ángel 😉

      Responder
  2. 1

    Amanda

    Qué bueno Ángel, te tengo en fcbk pero no sabía que eras tan buena gente. Un abrazo! Y otro para ti Julito!!

    Responder

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE