Huyendo del fin del mundo – Vuelta de Ushuaia a Buenos Aires por la mítica Ruta 3

Huyendo del fin del mundo – Vuelta de Ushuaia a Buenos Aires por la mítica Ruta 3
4, enero, 2017 No Comments » 2.-Bitácoras de viaje, Argentina julesporelmundo@gmail.com

Una vez llegado al objetivo marcado, llegar a la ciudad más austral del mundo, Ushuaia, o fin del mundo como así lo llaman, iniciaba la vuelta hacia el norte. Mi estado anímico no era demasiado bueno, me sentía algo perdido y cansado, tras varios meses de travesía, avanzaba sabiendo hacia donde tenía que ir pero sin un sentido. Como te he comentado en algún post, al ser distancias tan largas, necesitaba pasar muchas horas conduciendo, así que llegaba exhausto al fin del día y con pocas ganas de socializar. En este viaje me he dado cuenta lo importante que es conocer a gente cuando viajo. Si hago memoria hasta este punto de la aventura, además de los lugares que había conocido, de lo que mejor recuerdo guardaba era de las personas que había conocido,  de las experiencias y charlas que habíamos compartido.

A causa de todo lo anterior quise avanzar rápido, tanto así, que en dos días me encontraba en Puerto Madryn, había recorrido nada más y nada menos que 1.500 kilómetros. Ten en cuenta que circulo con una motocicleta de 125 c.c., lo que me permite llevar una velocidad máxima de 90kms/hora, en las mejores condiciones, con una media de unos 50 o 60 kms/hora.

En Puerto Madryn me esperaba la familia de la novia de Jose, un motero de España. Me acogieron en su casa por unos días, tras disfrutar de su compañía y de la costa argentina continué la marcha hacia el norte. La siguiente parada fue Bahía Blanca, allí Ángel, motero y conocido por su hospitalidad, especialmente en el micromundo motero. Me acogió en su casa junto a una pareja de colombianos que también viajaban en moto. Sólo pasé una noche allí, las ganas incesantes de avanzar no me dejaban detenerme. El lugar para hacer un alto en el camino unos días era Buenos Aires, donde fui directamente a casa de Flor y su madre Beatriz. Era una vuelta al principio de la travesía, hacía algo más de cuatro meses que había llegado, por primera vez en mi vida, a Sudamérica y ellas habían sido mi familia desde mi llegada, teníamos tantas cosas de las que hablar. Allí aproveché para hacerle una puesta a punto a “La Chucara”, contaba con 20.000kms. Le cambié el kit de transmisión, aceite, dampers, filtro de aire y las dos cubiertas.

Tras unos días de un poco más de turismo, siempre con la buena compañía de Flor, mi nueva “hermana” en Buenos Aires, y haber cogido energías, proseguí el viaje, emprendí camino hacia Uruguay.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE